el ejército ucraniano ni la captura de Krynky por el ejército ruso

Niños ucranianos repatriados desde Rusia

Los niños ucranianos fueron recibidos el martes por la tarde por sus familiares cuando salían de Bielorrusia, durante el último traslado de niños a Rusia y a los territorios ocupados durante la guerra. Se trata del cuarto grupo de niños devueltos gracias a la mediación de Qatar, el mayor hasta ahora, once en total, declaró a la Agencia France-Presse (AFP) el mediador ucraniano Dmytro Lubinets en la frontera. .

Sus familiares esperaron más de seis horas en un paso fronterizo utilizado con fines humanitarios antes de que los niños, el más pequeño de dos años, salieran de la oscuridad para ser abrazados durante un largo rato.

“Estoy feliz y ya está”, dice Oleksandr, de 16 años, el mayor. Sonriendo tímidamente, retoma sus sentimientos “alegría y un poco de nerviosismo, pero por lo demás todo bien”. “Mi primer pensamiento es que mi nueva vida realmente está comenzando”.

Su tía Viktoria, de 47 años, cuenta que, originario de Sievierodonetsk (este de Ucrania), vivía en un albergue desde la muerte de su madre y su hermano mayor en la región de Luhansk en julio de 2022, cuando su coche se estrelló y fue bombardeado cuando intentaban evacuar.

Oleksandre, que le dijo que a veces sueña con su madre moribunda, necesitará apoyo psicológico, afirma. Desde el inicio de la guerra, sólo ha podido hablar con él por teléfono una vez y ha ido tres veces a las zonas del frente para intentar, en vano, buscarlo. “Nuestra situación parecía estancada, pero al final todo se resolvió”ella se regocija.

Lo enviaron a un internado estatal en Luhansk, una ciudad ocupada en el este de Ucrania, donde le quitaron sus documentos. “por engaño”ella dice. “Le presionan psicológicamente para impedir que se vaya”, ella agrega. Esta madre lo llevará a su casa en Zhytomyr, cerca de Kiev.

“Saldremos de fiesta y le mostraremos la ciudad”. Pero el adolescente también tiene que ponerse al día con sus estudios y recuperarse de las heridas sufridas en el coche bombardeado.

Una mujer, miembro de las fuerzas armadas ucranianas, vino a recoger a su hijo de 13 años, tras haber sido detenido por Rusia como prisionero de guerra durante varios meses en 2022.

El grupo fue recibido el lunes en la embajada de Qatar en Moscú. Entre ellos, dos niños gravemente enfermos, trasladados en ambulancia y hospitalizados. “Lo principal, créanme, es que los traeremos a todos de vuelta”asegura Dmytro Lubinets. “Es Qatar el que más nos ayuda”subraya a la AFP, “Con la aparición de un intermediario simplemente tenemos nuevos enfoques y se puede ver el resultado”. Antes de esta mediación, “Hemos visto la reticencia de la parte rusa a llevar a cabo estos procesos. Hoy se ha vuelto mucho más fácil”.

Qatar, que desde julio de 2023 ayuda a la repatriación de una treintena de niños ucranianos, está dispuesta a contribuir a otros retornos, afirmó a la AFP su embajador, Hadi Nasser Mansour Al-Hajri.

Kyiv acusa a Rusia de haber “deportado” des milliers d’enfants vers son territoire depuis les régions qu’elle occupe en Ukraine, Moscou assurant de son côté les avoir transférés pour assurer leur sécurité face aux combats et être prêt à les remettre à leurs proches en Ukraine si ceux-ci en font la demanda. El año pasado, la Corte Penal Internacional emitió una orden de arresto contra Vladimir Putin y la comisionada rusa para la infancia, Maria Lvova-Belova, por ” crimen de guerra “ debido a esta política, decisión que el Kremlin considera nula de pleno derecho.