El Atlético cae ante el Girona con su presión adelantada | Fútbol | Deportado

Fue un espectáculo admirable y conmovedor, el que protagonizaron el Atlético y el Girona en San Mamés, en el que ganó el equipo local, que acabó con su segunda derrota consecutiva ante el familiar de Míchel, del que de ningún modo se puede decir que esté en crisis. A dos goles de pase del goleador puedo buscar al portero de Unai Simón en el último cuarto de hora y los nuevos minutos de la jornada, pero no consigo equilibrar al goleador.

3

Unai Simón, Lekue (De Marcos, min. 30), Yeray (Aitor Paredes, min. 85), Daniel Vivian, Yuri, Unai Gómez, Berenguer, Williams, Benat Prados (Vesga, min. 86), Ruiz de Galarreta y Guruzeta (Nico Williams, minuto 74)

2

Gazzaniga, Eric García, Arnau Martínez (Valery Fernández, min. 74), Juanpe, Miguel Gutiérrez, Aleix García, Yangel Herrera (Jhon Solís, min. 89), Tsygankov (Stuani, min. 89), Sávio, Iván Martín (Oporto) , minuto 74) y Dovbyk

goles 1-0 minutos 1: Berenguer. 1-1 minuto. 48: Chigankov. 2-1 minutos. 56: Berenguer. 3-1 minutos. 59: Williams. 3-2 minutos 74: Eric García.

Árbitro José María Sánchez Martínez.

Tarjetas amarillas Juan Carlos (min. 20) y Eric García (min. 25)

Llevó al Girona a la Catedral con la intención de volver a la carrera local iniciada en agosto, y con la intención de ponérselo lo más difícil posible al Real Madrid, equipo que les paró en la penúltima curva, y que superó a su relativo. tropezón en Vallecas podría parecer más cercano. Pero no tuve problemas con nadie, sino con un Athletic que había estado fuerte en su campo y que sólo había perdido uno de los últimos partidos, que también aspiraba a resumir el partido de campeones.

Así que sólo con dos equipos unidos se podía esperar una gran fiesta, y eso es lo que se vio en San Mamés. Un choque de los que da gusto real, un homenaje al fútbol con dos combinaciones de características diferentes, pero que se complementan en un ida y vuelta a veces grandioso. Honor al Athletic y al Girona.

Pero el resultado es que el pensamiento del equipo abandonó la medicina catalana desde que empezó el partido y hasta el descenso, por lo que antes de cumplirse el minuto 2, ya lanzó el marcador, tras un pase horizontal defectuoso de Aleix García, agobiado por el Presencia feroz de los bilbainos. La pelota los ató a Berenguer, que tras buscar espacios desapareció junto al poste, donde Gazzaniga no se ató. Hoy no tuve noticias del plantel que visitó el campamento rojiblanco y ya estaba con mala suerte en el marcador.

Y no mejoró las cosas al Girona en los minutos siguientes, porque fue incapaz de superar la presión adecuada de los de Valverde, incansables en su área, con la fe del carbonero que inculcó a su entrenador, que crea como nadie en la cultura del el esfuerzo. Así, a la cuarta hora, y sin que el Girona respondiera, salvo un saque de Tsygankov, el Atlético siguió con un par de intentos en los que Iñaki Williams falló en el punta.

Los rojiblancos seguían ejerciendo una presión brutal y el Girona no se fue cómodo en el primer parcial, pero nada más iniciar el segundo, en una acción de muchas lecciones, Aleix García remontaba la línea defensiva para centrar la atención donde Tsygankov esperaba colmar muy bien las ganas. cerrar y situar la empatía y las cosas como al principio.

Pero de la fe del Athletic nadie puede hablar. Después de unos minutos en los que cogí al Girona, revitalizado por la empatía, la casa se giró hacia el internado, y robó los globos como si no hubiera una mañana, hasta que Guruzeta le devolvió uno a Miguel muy cerca del área, si el dios está en horizontal. a Berenguer, que de nuevo, como en el primer gol, se lee Gazzaniga. El tercero del Athletic llegó poco después, en un saque de banda de la defensa de Vivian, que pilló a Iñaki Williams, que dejó botar y disparó para que el goleador se metiera en el correo y corriera en la portería.

Pero en San Mamés no hubo vuelta atrás, y si la desventaja era de esperarse, los gerundenses no tuvieron que intentarlo. El chico, sobre todo, al final del balón, y a falta de un cuarto de hora para el final, logró alcanzar el marcador cuando Eric García remaba desde el lateral buscando un disparo en falso para Aleix. El Girona perdió entonces, pero el Athletic se defendió, perdiendo ante su rival, de momento, la piel por el título.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.